19 abril 2016

Bridgit la nueva chica Disney

«Es interesante que nos comparen porque sí hemos trabajado en Disney Channel y después hemos lanzado discos, pero somos personas únicas», cuenta la polifacética actriz y cantante adolescente Bridgit Mendler. 

Pero deja claro un detalle: «Lanzar un disco es algo que hace todo el mundo, pero yo iba a sacar mi álbum igualmente porque me apasiona la música».

La protagonista de la serie de Disney Channel ¡Buena suerte, Charlie! ha visitado esta semana Madrid para promocionar el lanzamiento de su primer álbum musical Hello my name is. ¿Pero quién es esta rubia con cara de ángel? Pues siguiendo la estela de Miley Cyrus, Selena Gómez, Demi Lovato o Vanessa Hudgens la nueva chica para todo de Disney.

Porque si en España es difícil reconocer a la actriz -a no ser, claro está, que el lector se encuentre en plena pubertad- Bridgit se ha convertido en uno de los rostros de la factoría Disney en EEUU como atestiguan su millón de seguidores en Twitter y su nominación a los Kids Choice Awards como Mejor Actriz del año por su papel en ¡Buena suerte, Charlie! Mendler introduce un poco de cordura y mesura en la esquizofrenia del universo Disney. 

De hecho, le han concedido el premio Modelo a seguir de la Common Sense Media en 2012, por el cuidado que tiene a la hora de usar las redes sociales y el ejemplo de responsabilidad que supone. Mendler también ha protagonizado campañas en contra del ciberbullying para concienciar sobre este problema.

«La verdad es que no sé cómo ha ocurrido. A los 15 años envié una cinta a la serie Jonas y la semana siguiente ya estaba trabajando con ellos. Tras esto vinieron Los magos de Waberly Place, y justo después el piloto de ¡Buena suerte, Charlie! Todo ha pasado muy rápido y la experiencia ha sido increíble», explica la actriz. Y fue en esta última serie donde alcanzó el éxito interpretando a Teddy Duncan, una adolescente que cada vez que puede ayuda en casa y que a raíz del nacimiento de su hermana Charlie comienza a grabar un videodiario con consejos para la pequeña. La hija perfecta, vamos.

Pero Bridgit lleva a gala el no haber roto un plato en su vida tanto dentro como fuera de la pequeña pantalla: «La imagen que das a los jóvenes es parte del trabajo, seas consciente o no. A mí me gusta cocinar, hacer música y quedar con mis amigos, por lo que no me cuesta ser una buena chica».

Para celebrar la visita de su estrella, Disney Channel emite esta tarde a partir de las 19.15 horas los mejores momentos de Teddy Duncan en la serie, dos episodios en primicia, vídeos musicales de la actriz y su película para televisión Lemonade Mouth. Pero no sólo de Disney vive Bridgit.

Con sus 20 años y a punto de finalizar la cuarta temporada de su serie toca diversificar. Como actriz, Bridgit ha prestado su voz en películas de animación como Alvin y las ardillas 2 y ha trabajado en diversos films, entre ellos Un trabajo embarazoso junto a Lindsay Lohan. 

Como cantante, además de haber comenzado su andadura en el mundo de la música colaborando, dice, en la composición de todos los temas de su disco, ha conseguido colocar su primer single, Ready or not, en el top 50 de la lista Billboard y ha participado en la creación del himno We can change the world de la iniciativa a favor del medioambiente Friends for Change.

Todo mientras se graduaba en el instituto on line a través del programa dirigido a jóvenes con talento de la Universidad de Stanford. Habrá que ver cuánto dura la buena chica o si opta por desmelenarse como sus compañeras y antecesoras, a sabiendas de que las adolescentes estadounidenses deben identificarse mucho más con las Spring breakers que interpretan Vanessa Hudgens y Selena Gomez en la última película de Harmony Korine que con las chicas Disney que un día fueron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario